Free songs
Home / SALUD / 5 lecciones sociales y económicas que nos está dando el coronavirus
5 lecciones sociales y económicas que nos está dando el coronavirus

5 lecciones sociales y económicas que nos está dando el coronavirus

¿Tanto tienes tanto vales?

Todo necio confunde valor y precio decía Quevedo. Una cosa es lo que cobras a fin de mes y otra la importancia que tienes en el buen desarrollo de la sociedad. Estos duros días hay que aplaudir a todas estas personas que trabajan dejándose la piel en supermercados, medios de transporte, servicios sociales, celadores… Trabajos poco visibles a ojos de muchos que ahora más que nunca se pone de manifiesto lo vitales que son aunque no requieran de una excesiva formación previa, pero sí de unas habilidades personales para estar al servicio del público.

¿Tenemos una economía oxidada?

Con la inercia y los ritmos frenéticos del día a día se nos olvidó que la economía no se fundamenta un mero intercambio mercantil sino de valor humano. Por tanto hemos de reinventar cómo relacionarnos para que el foco no esté en la producción o el rendimiento (que también es importante), sino en el impacto generado en la población. Esto nos llevará a una sociedad interconectada, una redefinición de un sistema en entredicho.

Respecto a esto nos damos cuenta, no siendo todo el consumo ni bueno ni malo, de lo pobre que es una economía que tiene que vivir constantemente del consumo y maximizando la demanda para sostenerse porque a más diversificación de servicios hay más consumo y más se reparte la riqueza entre los estratos.

¿A dónde podemos ir?

El punto es tomar conciencia de que cuanto más valor individual humano tengamos (respecto a formación, aptitudes, habilidades…) más progreso global. Ahora que estamos forzados a vivir una digitalización con el parón de la cuarentena podemos pensar en qué llevaría a posicionar a España como nación referente en tecnología e innovación. Desde el sector público está claro que se podrían hacer medidas concretas e invertir más en investigación.

Pero en lo privado si las pymes, que son las que conforman nuestro tejido empresarial, e incluso empresas más grandes pusieran el foco en redefinir sus servicios para aportar un valor más actualizado quizá dejarían de sentirse amenazadas a largo plazo por empresas como Amazon u otros gigantes competidores. Cabe preguntarse: ¿qué problema puede solucionar un comercio pequeño con más eficiencia? Al fin y al cabo puede operar con más flexibilidad, dando un servicio más personalizado o especializándose en un nicho concreto. Estos días Conforama está emitiendo pedidos online, cosa que IKEA ha tardado en hacer.

Al final España hasta la fecha ha sido un país que ha vivido del sector servicios y del turismo. Tenemos la oportunidad de reestructurar todo negocio y nuestro capital humano. Ahora mismo todo el mundo está parado en su casa menos los que piensan, los que desarrollan habilidades creativas o estratégicas. ¿No es acaso lo más rentable a largo plazo estar en ese lado?

¿Cómo va a ser este cambio?

Es posible que el cierre de algunos negocios suponga poner en la calle a toda la cadena de valor. Con el compromiso adecuado esto puede suponer avanzar en la construcción de una cara más del cubo de rubik. Sabemos que para construir una cara nueva hay que estar dispuesto a girar las piezas y deshacer caras que ya habíamos construido hasta poder generar la nueva y restablecerlo todo de golpe. Si queremos vivir en una economía del conocimiento y no de producción hemos de modificar nuestros hábitos de consumo y reciclarnos en habilidades del siglo XXI. Keepcoding o la escuela 42 han demostrado que no hay límite de edad o condición social para poder ser fuerza laboral en los sectores más disruptivos y vanguardistas.

¿Qué podemos hacer hoy?

Sin duda a parte de formarnos en nuevas habilidades y definir nuestro alcance empresarial, hemos de mejorar nuestra gestión de la incertidumbre y acostumbrarnos a trabajar con el riesgo. Como afirmaría Taleb, hemos de invertir en ser antifrágiles. Esto no significa prever todos los escenarios e intentar monitorizar cada variable en todo momento sino estar preparado en caso de no tener la situación más favorable y poder explotar varios caminos y ver oportunidades cuando se den. Los sectores con un ejercicio previo de asumir la incertidumbre tendrán mejor futuro.

Maysoun Douas

Comments are closed.

Scroll To Top

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies